miércoles, 8 de agosto de 2012

Montar un cine en casa (II) ¿Que reproductor elegir?

Una vez elegido el televisor que vamos a utilizar en nuestro cine en casa, toca centrarnos en el reproductor.

Como ya mencioné al final del ultimo post, estamos hablando de un cine en casa como dios manda, por lo que la resolución de la pantalla y por tanto de los contenidos que reproduzcamos en ella (siempre que sea posible claro) será en calidad Full-HD, es decir 1920x1080 pixeles de resolución.

Resoluciones estándar, HD-ready y Full-HD
Teniendo este aspecto en cuenta, tenemos 2 opciones a la hora de elegir el reproductor de nuestro cine en casa: reproductor de blu-ray o un HTPC (tambien conocido como pc de salon o Home Theater PC).

Un ejemplo de HTPC de gama alta
La principal diferencia teorica entre un reproductor de blu-ray y un HTPC es la versatilidad. Con un HTPC te garantizas el poder reproducir cualquier contenido actual y que vaya a salir en un futuro (siempre y cuando se tenga el hardware necesario). Con los reproductores, pese a poder realizar actualizaciones de firmware, siempre vamos a contar con el mismo hardware por lo que seguramente en un futuro habra elementos a los que no podamos tener acceso.

Pero claro, esa es la teoria. ¿Como son las cosas en realidad?

El mercado de los HTPC cada dia es mas amplio. Se pueden encontrar modelos "básicos" por unos 300€ (sin unidad optica) hasta bestias pardas por mas de 1000€. En los modelos de entrada las posibilidades son un poco mas limitadas, pero siempre nos permiten cierto margen de maniobra. Los modelos de gama alta son ordenadores de gama media-alta camuflados en cajas de diseño para tener en el salon.
Pero claro, no debemos olvidar que en realidad son ordenadores y sirven para mucho mas que reproducir películas, lo que hace que su precio aumente con respecto a los reproductores de toda la vida. Y es ahi donde los reproductores tienen su batalla, en el precio.
HTPC de gama media-baja de Asus

Un reproductor de blu-ray esta concebido por y para una tarea: reproducir contenidos audiovisuales. Para que necesita un procesador de cuatro núcleos a 2 Ghz, cuando se arregla perfectamente con un chip encargado unicamente de procesar video que cuesta la mitad y es mas eficiente.
Pero claro, ¿donde queda entonces la versatilidad y las posibilidades de futuro?
Si nos compramos un modelo básico, llegaremos a un punto en el que echaremos en falta alguna característica extra que en su dia no consideramos importante, pero si nos rascamos un poco el bolsillo podemos hacernos con un reproductor que nos va a durar mucho tiempo.

Por poner un ejemplo, tenemos este reproductor de Sony, el BDP-S790. Por 250€ (si, es pasta, pero no olvidemos que nos estamos montando un cine en casa como dios manda) nos podemos hacer con un reproductor tope de gama (y en ese aspecto de Sony me fio). Pasando un poco sus especificaciones por encima nos encontramos con un reproductor de blu-ray, capacidad 3D, Skype  reproducción de contenidos en red, capacidad para reproducir a resolución 4k (ya hablaremos mas tarde de esto), acceso a internet.. vamos, que no nos va a faltar de nada en mucho tiempo.

El reproductor BDP-S790 de Sony
Ahora que mas o menos hemos visto las dos principales opciones, ¿con cual de las dos me quedo?

Si eres un manitas de la informática y te encanta montar tu mismo los pc's, instalar codecs es como respirar y no te importa pasar tiempo configurando el equipo hasta que este a tu gusto, la elección es clara: vete a tu tienda de informatica favorita, compra todos los componentes que necesites y montate tu HTPC. Si eres un poco vago, pero no quieres perder el extra de versatilidad que ofrece un HTPC, tambien puedes optar por comprar uno ya montado. Hay muchas marcas de ordenadores que ya los venden totalmente configurados y listos para utilizar.

Si en cambio prefieres la comodidad de sacar el reproductor de la caja, enchufarlo, configurarlo en 4 sencillos pasos y disfrutar de una experiencia de cine sin pantallazos azules e incompatibilidades programas/hardware, la opción es clara: un reproductor de blu-ray.

Sea cual sea la elección, hay una serie de características básicas que no deben de faltar:

  • Lector de blu-ray
  • Salida HDMI
  • Capacidad para reproducir como minimo sonido envolvente de 5 canales
  • Resolución Full-HD
Ya queda poco para tener listo nuestro cine en casa. En la próxima entrega hablaremos del sonido



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada